Reseña Histórica

Los primeros ucranios se establecieron en los alrededores de Posadas, en torno del año 1930. La mayoría, provenían de las localidades de Apóstoles, Azara, Las Tunas y San José. Ante la falta de una parroquia bizantino-ucrania, en 1940 aproximadamente, se iniciaron las celebraciones en la capilla “San Vicente de Paul” con sacerdotes basilianos de Apóstoles. La construcción del templo comenzó en 1945, por iniciativa del P. Orestes Karpluk osbm, con el aporte económico y mano de obra de la colectividad en un terreno recibido donado.

En un principio, la Iglesia “San Vladimiro” dependía de la parroquia “Santísima Trinidad” de Apóstoles. El 10 de agosto de 1966 fue erigida como parroquia por el Cardenal Antonio Caggiano – Ordinario de los fieles ucranios en la Argentina – nombrando párroco, al P. Emilio Ryndycz (diocesano), quien reemplazó al P. Doroteo Szemczij osbm, hasta ese entonces, administrador parroquial.

El P. Ryndycz estuvo al frente de la parroquia e Iglesias pertenecientes a la misma, hasta su muerte, el 2 de setiembre de 1991. Entre diciembre de 1991 y fines de octubre de 1992, fue designado párroco el entonces obispo auxiliar, Monseñor Mykycej y a partir del 1º de noviembre de 1992, el presbítero José Hazuda.

Desde el 15 de julio del 2012 administra la comunidad el Pbro. Dr. Héctor Raúl Zimmer Balanda.

La fiesta patronal de “San Vladimiro”, se celebra el 15 de julio. Se enseña catequesis a los niños. Las Hermanas Basilianas colaboran en la pastoral de la parroquia.

 

Iconografía del templo San Vladimiro: Realizada según criterios teológico-litúrgicos y artísticos tradicionales de la Iglesia Bizantino-ucrania, la iconografía del templo, fue realizada por  las Hermanas Basilianas Celina Makarchuk y Mónica Feckova. En la parte superior del santuario, un icono del Espíritu Santo con 7 llamas, simboliza los 7 dones. El Espíritu Santo desciende sobre la Virgen María en quien al Hijo de Dios. Jesús, nacido de María, alimenta con el Cuerpo y Sangre a su Iglesia, simbolizada en los 12 apóstoles y santos padres. Dos ángeles arrodillados, veneran a la Virgen Orante; cuatro ángeles en movimiento, la señalan, invitando a toda la humanidad, a venerar a la Madre de Dios. En la parte inferior, fueron diseñadas las guardas con 7 cruces, que representan los siete sacramentos de la Iglesia.

Algunas fotos